El Arte de Oler Libros

Publicado en por Libros de Coleccion

La verdad es que en este mundo del libro nos llevamos nuestras sorpresas. Aunque no debería sorprenderme demasiado una iniciativa como ésta, ya que siempre he defendido que la relación con el libro es, en primer lugar, una relación de sensualidad, una experiencia en la que los sentido todos se involucran.

Seguramente tienen amistades (o ustedes mismos lo hacen) que una de las primeras cosas que hacen es oler los libros. Es una reacción natural e instintiva de algunas personas que las impulsa a tomar el libro, observarlo, a veces abrirlo y olerlo. Es una acción de la cual muchas veces no se dan cuenta ya que la hacen de manera automática.

Pues bien, un grupo de gente en Inglaterra ha abierto un espacio que llaman la página de los entusiastas británicos del olfateo de libros. De repente me viene a la mente El sabueso de los Baskersville de Conan Doyle, pero se trata de otra cosa. Se trata de cultivar el sentido del olfato, mejor si se trata de libros antíguos que, según ellos, son los mejores.

¿Qué nos puede decir el olor de los libros? Mucho, al parecer, más allá de la plena curiosidad de saber el tipo de papel del cual están hechos, el nivel de acidez, si tiene o no moho que lo pueda dañar. Hay olfatos cultivados que pueden ser de gran utilidad en las biliotecas especializadas. La Universidad de Cambridge, por ejemplo, ha empezado a implementar este servicio para poder prevenir el deterioro de los libros antíguos en su biblioteca. Un buen olfateador de libros podrá determinar si se ha desarrollado un proceso de descomposición de un libro, facilitando que éste sea tratado y no contamine otros volúmenes más jóvenes.

Así que si te apasionan los libros, tiendes a olerlos nada más los ves y empiezas a distinguir características distintivas entre un libro y otro, quizás seas un buen candidato a convertirte en un olfateador especializado.

Etiquetado en Noticias

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post